Popular Posts

domingo, 24 de marzo de 2019

Fotografiar la primavera

Si hay algo de la primavera que me encanta (a parte de sentir el calorcito en el cuerpo, después de tan largo invierno), es la cantidad de flores que vemos por todos los sitios. No sabía dónde podría haber almendros en mi ciudad. Siempre he querido fotografiarlos, porque son uno de mis árboles favoritos, junto a los cerezos y cuando he ido a Madrid he aprovechado a hacer alguna foto de ellos. Así que en cuanto Bea me dijo que había y dónde se encontraban, no lo dudé, dejé de estudiar, y cargada con la cámara y el trípode me fui a buscarlos.





No fue difícil encontrarlos, aunque tras las lluvias (escasas) y el viento, no quedaban muchas flores, aunque las suficientes para capturarlas con mi lente y llevármelas a casa. Así aproveché a probar el macro 100, que sufrió un pequeño accidente hace unos meses y tras arreglarlo no le había dedicado toda la atención que se merece.

Ya no tengo excusa para salir todas las primaveras a buscar almendros. Ya no tengo excusa para dibujarlos cuando tenga tiempo.

Siguen emocionándome igual que siempre.



No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: WS
Crisálida © 2016.
Volver arriba