Popular Posts

lunes, 12 de septiembre de 2016

Jugando con la luz

Ayer me levanté temprano, sí ya se que era domingo, pero había que aprovechar el día y sobretodo la luz tan bonita que entra por las ventanas a determinadas horas, como la de la mañana. Tenía que hacer un ejercicio con luz natural, para ver cómo una foto puede cambiar de color, de suavidad, y de texturas, dependiendo de por dónde le llegue la tan ansiada luz.
Estuve pensando a qué hacerle una foto, y en cuánto lo vi, lo tuve claro. Cogí el tarro de los lacasitos y me puse a jugar con él. 
Preparé todo, difusores, reflectores y allá que fui. 

La primera foto que hice fue con el contraluz, o lo que es lo mismo, la luz que viene por detrás. Puse unos reflectores caseros para que rebotara la luz en los lugares que quedaban más oscuros y ya está.


La segunda foto la hice con la luz entrando de forma lateral, por el lado izquierdo.


Y la tercera, con la luz entrando de frente.


Gracias a este sencillo ejercicio pude apreciar como dependiendo de por dónde entra la luz, las fotos salen más oscuras, más duras, sin texturas, etc,,,
Para mí, en este caso, la mejor luz sin dudarlo es la que llega desde atrás, el contraluz, da a los objetos un toque especial, un color muy suave.

¿Y a vosotros qué os parece?

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: WS
Crisálida © 2016.
Volver arriba